Qué es el activo circulante

Activo corriente: el motor que impulsa el crecimiento empresarial

El activo corriente se encuentra en el balance de situación o balance general de la empresa, que es un estado financiero que muestra los activos, pasivos y patrimonio de la empresa en un momento determinado.

El activo corriente o circulante es uno de los conceptos m√°s importantes en la gesti√≥n financiera de una empresa. Se refiere a los recursos y bienes que una compa√Ī√≠a posee y que se espera que se conviertan en efectivo u otro tipo de capital dentro de un corto plazo, por lo general en el trascurso de un a√Īo. El activo circulante es clave para mantener la liquidez y solvencia de una empresa a corto plazo y es utilizado en varias razones financieras. En este art√≠culo, exploraremos en detalle qu√© es el activo corriente, c√≥mo se clasifica y cu√°les son sus consecuencias econ√≥micas para una compa√Ī√≠a. Sigue leyendo y descubrir√°s todo lo que necesitas saber sobre este importante concepto contable.

Diferencias entre activo corriente y no corriente

Para entender la situación financiera de un negocio, es necesario analizar su balance, que se divide en tres partes: el patrimonio neto, el pasivo y el activo.

El patrimonio neto es el valor residual de los activos después de deducir los pasivos. El pasivo incluye las deudas y obligaciones que deben ser pagadas en el corto o largo plazo.

El activo de una empresa es todo lo que posee y lo que tiene derecho a recibir. Está dividido en dos categorías: activo corriente y activo no corriente.

El activo corriente, también conocido como circulante, incluye todos los bienes que la empresa utiliza en su producción y que se renuevan constantemente, como materias primas, productos terminados, dinero en efectivo, cuentas por cobrar, entre otros.

Por otro lado, el activo no corriente, o activo fijo o inmovilizado, incluye las inversiones que la empresa realiza a largo plazo, como la maquinaria, las instalaciones, los edificios y otros bienes que se emplean en la producción.

En resumen, el activo está conformado por todo lo que posee y lo que tiene derecho a recibir, y se divide en dos categorías: el activo corriente, que incluye los recursos que se renuevan constantemente, y el activo no corriente, que implica las inversiones a largo plazo en bienes que se utilizan en la producción.

Activo corriente ejemplos
Activo corriente. Imagen de Louis en Pixabay

Es fundamental no financiar totalmente el activo circulante a corto plazo

La razón por la que el activo circulante no debe ser financiado en su totalidad a corto plazo es para evitar una descompensación entre los cobros del activo y los pagos del pasivo. En otras palabras, no se quiere que llegue un momento en el que se deba abonar más dinero por las mercancías que lo que se ha recibido por la venta de los productos. Si esto sucede, la empresa puede tener problemas de liquidez y no poder cumplir con sus obligaciones de pago a los proveedores y acreedores. Por lo tanto, es importante que la empresa cuente con una estructura de financiación adecuada y que el activo circulante esté equilibrado con el pasivo circulante para evitar situaciones de insolvencia o falta de liquidez.

Ejemplos de activo corriente: conoce los elementos que impulsan la solvencia de tu negocio

  1. Efectivo: el dinero real que posee la empresa, incluyendo billetes y monedas, cheques no depositados y saldo bancario.
  2. Cuentas por cobrar: el dinero que la compa√Ī√≠a espera recibir de los clientes por la venta de bienes o servicios a cr√©dito. Es decir, lo que le deben o sus derechos adquiridos de cobro.
  3. Inventarios: Los activos que la empresa ha producido o comprado para la venta.
  4. Valores negociables: Los valores que se pueden convertir en efectivo r√°pidamente, como acciones, bonos y otros valores a corto plazo.
  5. Gastos pagados por adelantado: Los desembolsos realizados por anticipado y que se amortizan a lo largo del tiempo, como seguros y alquileres.
  6. Caja chica: Un fondo de efectivo peque√Īo utilizado para gastos menores de la empresa, como compra de suministros de oficina.

Estos son algunos ejemplos de activo corriente, pero puede haber muchos más. Recuerda que es el conjunto de bienes que forman parte de la producción y que se van renovando con esta.

Ratio de liquidez corriente: ¬ŅQu√© es y como se calcula?

El ratio de liquidez corriente es una medida de la capacidad que tiene una empresa de saldar sus deudas a corto plazo con sus activos corrientes. Para calcular el ratio de liquidez corriente, se divide el activo corriente entre el pasivo corriente.

La fórmula para calcular el ratio de liquidez corriente es: Activo corriente / Pasivo corriente

Por ejemplo, si una empresa tiene un activo corriente o circulante de ‚ā¨500,000 y un pasivo corriente de ‚ā¨250,000, entonces su ratio de liquidez corriente ser√≠a 2 (‚ā¨500,000 / #250,000). Esto significa que la compa√Ī√≠a tiene dos veces m√°s activos corrientes que pasivos corrientes. Indicativo de que posee la suficiente solvencia par pagar sus obligaciones a corto plazo.

Ten en cuenta que el ratio de liquidez corriente debe ser evaluado en relaci√≥n con otras medidas de liquidez y solvencia, y que su interpretaci√≥n var√≠a seg√ļn el sector y las caracter√≠sticas espec√≠ficas de la empresa.

Más términos relacionados con el activo corriente: Coeficiente básico de financiación

El coeficiente b√°sico de financiaci√≥n es un indicador financiero que mide la capacidad de una compa√Ī√≠a para sufragar su activo corriente o circulante con recursos financieros a largo plazo. Es decir, con fuentes de financiamiento que no vencen en menos de un a√Īo.

La fórmula para calcular el coeficiente básico de financiación es: Pasivo no corriente / Activo corriente.

El resultado nos dice cu√°ntos euros de pasivo no corriente se necesitan para sufragar cada euro de activo corriente. Por ejemplo, si es CBF es 0,5, significa que por cada euro de activo corriente, la empresa necesita contar con 0,5 euros de financiamiento a largo plazo.

Un CBF alto revela que la compa√Ī√≠a est√° utilizando una cantidad significativa de financiamiento a largo plazo para costear su activo corriente. Algo que es positivo en t√©rminos de estabilidad financiera. Sin embargo, tambi√©n es indicador de que la empresa tiene una alta suma de deuda a largo plazo. Por lo que su capacidad de tomar decisiones m√°s all√° de 12 meses es m√°s limitada.

Por otro lado, un CBF bajo evidencia que se est√° empleando una cantidad limitada de financiamiento a largo plazo para cubrir su activo corriente. Esto puede significar que la empresa est√° dependiendo en gran mediada de fuentes de financiamiento a corto plazo para operar. Algo posiblemente peligroso en momentos de crisis o de disminuci√≥n de la demanda de sus productos o servicio, ya que la empresa podr√≠a tener dificultades para hacer frente a sus obligaciones en menos de un a√Īo.

Pensamos que te puede interesar:

Umbral de Rentabilidad, definición y ejemplo:

2 comentarios en “Activo corriente: el motor que impulsa el crecimiento empresarialA√Īade los tuyos →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Vanessa Garc√≠a.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimaci√≥n:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hostinger que act√ļa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad