¿Qué es un despido nulo? ¿En que se diferencia del despido improcedente? ¿Cuáles son las consecuencias para el trabajador y para la empresa?

Despido Nulo: Todo lo que Debes Saber

El despido nulo, una situación laboral delicada, surge cuando la terminación de un contrato de trabajo carece de fundamentos legales sólidos o infringe los derechos fundamentales del trabajador. Descubre en este artículo las causas, implicaciones y derechos asociados a esta compleja figura en el ámbito laboral.

¿Te han echado de tu trabajo y la causa que alega la empresa no es cierta o atenta contra tus derechos fundamentales? En ese caso, sigue leyendo este artículo porque tal vez se trate de un despido nulo y, en consecuencia, legalmente será como si no hubiera ocurrido.

Antes de nada, te aclaro que un despido solo puede ser de dos tipos disciplinario u objetivo. El primero se produce generalmente a consecuencia de una falta grave del trabajador, como el incumplimiento reiterado de las normas de la empresa. El segundo, porque a la compañía no está teniendo buenos resultados económicos o por incompetencia del empleado.

Por tanto, según los motivos que aparezcan en tu carta de despido, puede ser un despido disciplinario nulo o un despido objetivo nulo.

¿Qué tipos de despido hay?
Existen solo dos tipos de despido

¿Qué es un despido Nulo?

El despido nulo es una figura legal en el ámbito laboral que se aplica cuando la razón dada por el empresario para finalizar un contrato no se ajusta a ciertos criterios establecidos por la ley. En general, suele ocurrir cuando se violan derechos fundamentales para el trabajador. Por ejemplo si existe discriminación, represalias o incumplimientos legales por parte del empleador.

En esencia, se llama así porque anula la efectividad del despido. Así, se asegura que el empleado sea tratado de manera justa y conforme a las leyes laborales vigentes.

¿Por qué Causas se puede Declarar Nulo un Despido? Ejemplos

En España, un despido puede ser declarado nulo por diversas razones, algunas de las causas más comunes incluyen:

  • Discriminación: Si se basa en motivos de género, orientación sexual, religión, origen étnico, discapacidad u otras características protegidas por la ley.
  • Violación de los derechos fundamentales: Si es una represalia por ejercer derechos fundamentales. Por ejemplo, la libertad sindical o participar en actividades de representación de los trabajadores.
  • Embarazo, maternidad o lactancia: Despedir a una empleada en estas circunstancias se considera nulo.
  • Destapar irregularidades: Si es consecuencia de denunciar prácticas ilegales o incumplimientos dentro de la empresa.
  • Falta de causa justificada: Cuando el empleador no puede demostrar una razón válida y lícita para el despido.
  • Incumplimiento de procedimientos legales: Si el despido se lleva a cabo sin seguir las actuaciones adecuadas establecidas en la legislación laboral.
  • Falta de preaviso o indemnización: En situaciones en las que el empleador no proporciona estos dos derechos requeridos por ley al despedir al trabajador.

Ejemplos Hipotéticos

Para que te quede más claro, vamos a exponer un par de hipotéticos ejemplos de despido nulo:

  • Pedro, un trabajador dedicado y activo en su sindicato, descubre prácticas laborales injustas en su empresa. Observa que algunos compañeros no reciben el salario adecuado y decide denunciar la situación. Poco después, Pedro es despedido sin previo aviso. En este caso, su despido podría ser considerado nulo, ya que parece ser una represalia por ejercer su derecho a denunciar irregularidades y participar en actividades sindicales.
Ejemplos de despido nulo.
Causas de despido nulo
  • Laura, una empleada ejemplar, se entera de que está embarazada. Al comunicar la noticia a su jefe, en lugar de recibir apoyo, experimenta un cambio drástico en su entorno laboral. Le asignan tareas más difíciles y suelen hacer comentarios despectivos. Pocos meses después, cuando está en periodo de maternidad, la empresa la despide alegando motivos de reestructuración. Este despido podría considerarse nulo, ya que se percibe como una represalia directa a su estado de embarazo y maternidad, lo cual no está protegido por la ley laboral.

¿Cuál es la Diferencia entre Despido Nulo y Despido Improcedente?

La diferencia fundamental entre un despido nulo y uno improcedente radica en la naturaleza y las circunstancias que rodean cada situación:

  • Despido nulo: Ocurre cuando la terminación del contrato de trabajo se declara inválida debido a que viola derechos fundamentales del trabajador, es discriminatoria o contraviene la ley de alguna manera. En otras palabras, el despido se considera como si nunca hubiera tenido lugar y resulta en la readmisión del trabajador con el pago de los salarios atrasados.
  • Despido improcedente: Se refiere a una finalización de contrato que no se ajusta a los requisitos legales establecidos para el despido, como la falta de causa justificada o el incumplimiento de los procedimientos formales. A diferencia del despido nulo, el improcedente no implica una violación directa de los derechos fundamentales del trabajador. En este caso, al empleado le corresponde a una indemnización o a ser readmitido en su puesto, pero la empresa puede optar por una compensación económica en lugar de la readmisión.

La Empresa intentará demostrar que el Despido es Procedente

Si denuncias a tu empresa, esta va a intentar justificar un despido procedente, pero para ello debe presentar pruebas legales y válidas. Sin embargo, si estas evidencias se obtienen vulnerando derechos fundamentales, no serán aceptadas. Por ejemplo, en casos de videovigilancia ilegal o acciones de investigación ilícitas. Es básico documentar pruebas sin contaminación para respaldar el despido como procedente. De lo contrario, podría considerarse nulo.

El Despido se declara Nulo, ¿Ahora Qué?

Una vez el juez dicta que tu despido es nulo, la empresa debe readmitirte de inmediato y volverte a dar de alta en la Seguridad Social. Además, está obligada a abonarte los salarios de tramitación.

¿Qué son los Salarios de Tramitación?

Esto se refiere a los salarios que habrías percibido desde el momento del despido hasta la resolución judicial que declara el despido como nulo. Es decir, son las pagas correspondientes al periodo en que estuviste fuera de tu empleo a causa del despido injusto.

Ahora bien, si durante este tiempo fuiste titular de una prestación por desempleo, la cosa es distinta. Primero, empresario está obligado a abonarte la diferencia ente la cantidad que percibiste de paro y el sueldo que habrías recibido durante este mismo periodo. Segundo, también tiene que devolver las prestaciones que cobraste mientras estabas desempleado como resultado del despido nulo a la Seguridad Social.

Consecuencias para empleado y empleador cuando un juez anula un despido.
Consecuencias del despido nulo para ambas partes

Pero, existen un par de Excepciones

Estas son las consecuencias generales para trabajador y empresario cuando se produce un despido nulo. Pero, como en casi todo, hay excepciones:

  1. Si el despido nulo es por acoso laboral, sexual, violencia de género en el trabajo o por razón de sexo y el trabajador decide dejar la empresa. En este caso, se le debe abonar una indemnización equivalente a un despido improcedente y los salarios de tramitación. Adicionalmente, ha de recibir otra compensación económica por vulneración de sus derechos fundamentales.
  2. Cuando no hay posibilidad de readmisión porque la empresa ha cesado su actividad. En este supuesto, el empleado tiene derecho también a indemnización por despido improcedente y a los salarios de tramitación.

¿Qué pasa si el Empresario se niega a readmitir al Trabajador tras declarase Nulo el Despido?

Si un juez determina que tu despido es nulo y tu empleador no te reincorpora inmediatamente a tu puesto o lo hace en condiciones diferentes, debes presentar una nueva denuncia. Tienes 20 días para solicitar en el juzgado, a partir de tres días después de la fecha en la que deberías haber sido readmitido, la «ejecución regular del fallo».

El siguiente paso es que ambas partes acudan a una comparecencia conocida como «incidente de no readmisión». En esta audiencia, el juez exigirá al empresario que cumpla con su obligación legal en un plazo de 5 días. Si persiste en su negativa a acatar el auto judicial, se le impondrán medidas coercitivas, como pagarte tu sueldo, aunque no trabajes y cotizar por ti a la Seguridad Social hasta que cumpla con la readmisión.

¿Y si soy yo Quién no quiere Volver?

En el supuesto de que, tras declararse tu despido nulo y con derecho a readmisión, decides que no quieres volver, no tienes por qué hacerlo. No obstante, ten en cuenta que perderás tu derecho a percibir los salarios de tramitación.

En Conclusión, ¿Cuál es la finalidad de Despido Nulo?

Para concluir, la finalidad del despido nulo es proteger los derechos fundamentales de los trabajadores y sean tratados de manera justa y conforme a la legislación laboral. Cuando un despido se declara nulo, se está reconociendo que se prescindió del empleado de manera injusta, discriminatoria o contra la ley. La intención es defender la integridad de la víctima, devolviéndole su puesto y compensarle los posibles daños que esta situación le haya podido causar.

De la misma manera, el despido nulo sirve como medida disuasoria contra prácticas abusivas por parte de algunos empleadores.

Por último, solo queda decirte que todo esto está regulado en el apartado 5 del artículo 55 del estatuto de los trabajadores. Puedes consultarlo aquí.

Tal vez te interese:

¿Me Pueden Despedir estando de Baja?: Todas las Respuesta que Buscas

0 comentarios en “Despido Nulo: Todo lo que Debes SaberAñade los tuyos →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Vanessa García.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hostinger que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad