No acudir al trabajo por encontrase mal

Faltar un día al trabajo por enfermedad sin justificante, tremendo error.

A todos nos ha ocurrido alguna vez, te despiertas una mañana tan indispuesto que no eres capaz ni de levantarte de la cama. Entonces, surge la duda: ¿Qué pasa por faltar un día al trabajo por enfermedad sin justificante?, ¿puedo no acudir a mi empleo sin demostrar que he estado enfermo?

Vamos a aclarar todo lo referente a este tema para que no tengas ninguna duda.

¿Se puede faltar al trabajo por encontrase mal sin justificante?

Lógicamente cualquier persona puede no acudir a trabajar si un día se siente enfermo o le surge algún contratiempo. Ahora bien, ha de ser un hecho puntual y siempre avisando a la empresa de que no se va a asistir ese día.

Si un empleado va a faltar al trabajo por encontrarse mal, lo mejor es informar a la compañía cuanto antes. Incluso si el día anterior notas algún síntoma tampoco está de más poner sobre aviso a tu superior.

Sabemos que hay unos pocos desconsiderados que se aprovechan de la buena fe de sus jefes mintiéndoles al decir que están enfermos con el objetivo de tomarse un día libre. Para mostrar tu predisposición propón maneras de recuperar las horas que vas a perder. Si crees que desde casa podrás sacar adelantes tus tareas, ofrécete para teletrabajar.

¿Esto quiere decir que se puede faltar al trabajo por enfermedad sin justificante? No, la empresa siempre ha de recibir un justificante que confirme por qué no fuiste a trabajar ese día. Por tanto, conviene que acudas a tu médico de cabecera o a urgencias para que te expidan dicho documento. Este certificado refleja la fecha y hora de la consulta y la recomendación de guardar reposo uno o más días.

Un trabajador siempre tiene que pedir un justificante médico si va a faltar al trabajo por encontrarse mal.
Imagen de Max en Pixabay

¿Es lo mismo justificante médico que baja laboral?

Justificante médico y baja laboral son dos documentos distintos y no tienen el mismo efecto a corto plazo. Además, habrá casos en los que coincidan a efectos laborales, pero en otros muchos no.

La principal diferencia entre ambos es la duración. El justificante en ningún caso durará más de 72 horas, mientras que la baja se puede extender hasta un año. Por tanto, si el reposo se va a prolongar más de tres días, se expedirá una baja médica.

Entonces, ¿Cuántos días se puede faltar al trabajo sin baja?

No necesitas darte de baja los tres primeros días que te ausentes a tu trabajo, será suficiente con un justificante médico que te evite sanciones disciplinarias derivadas de la inasistencia al puesto de trabajo.

Consecuencias de faltar un día al trabajo por enfermedad sin justificante

Como ya hemos dicho, si un día no te es posible acudir al trabajo por encontrarte mal, estás obligado a aportar un justificante médico. De no ser así, la empresa puede adoptar diferentes medidas contra ti.

  1. Sanción económica. Se te puede descontar de tu salario la cantidad proporcional al número de horas o días que faltaste al trabajo.
  2. Sanción disciplinaria. La compañía puede aplicarte alguna de las recogidas en el Estatuto de los Trabajadores y el Convenio Colectivo para los trabajadores que no acudan a su puesto de trabajo y no lo justifiquen debidamente.
  3. Despido disciplinario. De acuerdo con el artículo 54 del Estatuto de los trabajadores, la empresa puede despedir disciplinariamente a un trabajador que se ausente de supuesto de trabajo de manera injustificada.

En conclusión, no se puede faltar un día al trabajo por enfermedad sin justificante, siempre es necesario que presentes este documento y, por supuesto, que avises a la empresa cuanto antes.

Te puede interesar:

¿Cuánto cobra un fontanero? Todos los secretos de esta profesión

1 comentario en “Faltar un día al trabajo por enfermedad sin justificante, tremendo error.Añade los tuyos →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Vanessa García.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hostinger que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad